Inicio Opinión Editorial Y a pesar de todo, se puede trabajar con el Congreso: Fayad

Y a pesar de todo, se puede trabajar con el Congreso: Fayad

233

A pesar de que la 64 Legislatura ni siquiera ha podido concluir su sesión constitutiva, pues persiste el desacuerdo con respecto a la conformación de la junta de gobierno, el gobernador del estado Omar Fayad mostró su optimismo y llamó a los diputados a trabajar juntos y de manera coordinada para luchar “contra los únicos y verdaderos enemigos de nuestro estado: la pobreza, la desigualdad y la inseguridad”. Incluso, antes, reconoció a los integrantes de la nueva legislatura, a quienes consideró parte de una nueva etapa en Hidalgo. “Con espíritu republicano y democrático reitero mi reconocimiento a las y los diputados de la 64 Legislatura”, dijo en un mensaje a propósito de la entrega de su segundo Informe de Gobierno, que fue transmitido en cadena a través de las distintas estaciones del Sistema de Radio y Televisión estatal. El mensaje conciliador del mandatario estatal llega en un momento de alta tensión política que, de no distensarse, podría derivar en una parálisis legislativa que a nadie conviene. El desacuerdo por la presidencia de la junta de gobierno, recordemos, ha orillado al presidente de la mesa directiva Humberto Veras Godoy a decretar dos recesos y ha provocado un enfrentamiento abierto entre las distintas fracciones y partidos representados en el Congreso, principalmente entre Morena y la alianza PRI-PAN. El gesto del gobernador Fayad podría ser leído como una señal de que es posible alcanzar una reconciliación en el Legislativo estatal. No obstante, cualquier salida debe reconocer el voto popular que se expresó en las urnas y que claramente mandata a una fuerza política para que presida el Poder Legislativo. Si se pretende mantener a la hoy minoría priista al frente de la coordinación del Congreso, difícilmente habrá un acuerdo. De filón. El colmo del absurdo: construir dos plantas de tratamiento de aguas residuales en localidades de Huazalingo que no las producen por la sencilla razón de que no hay drenaje. De ese tamaño es la negligencia en nuestra entidad.

Comentarios