El ataque contra Carina López Ayala, diputada federal suplente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ocurrido ayer en Pachuca unió a integrantes de ese partido en un solo reclamo: que el gobierno de Omar Fayad cumpla su responsabilidad de brindar seguridad a los hidalguenses. Las primeras versiones sobre lo ocurrido la mañana de ayer en los alrededores de una farmacia ubicada en la colonia Juan C Doria apuntaban a un asalto, pero conforme transcurrió el día tal versión fue desechada. Hasta el cierre de esta edición se desconocía cuál era la razón del ataque. Lo cierto es que tanto la dirigencia estatal de Morena como el coordinador de bancada en el Congreso local Ricardo Baptista salieron a condenar categóricamente el hecho y a exigir a las autoridades, y en concreto al gobernador Omar Fayad, que cumpla con una de sus responsabilidades elementales: brindar seguridad a los hidalguenses. Más allá de la inseguridad, también resulta inquietante que en poco tiempo varios integrantes de ese partido hayan sido víctimas de la delincuencia, como ocurrió con la diputada Susana Ángeles, quien fue asaltada en la capital del país; o como su homóloga Noemí Zitle, quien fue víctima de robo en su domicilio; o como le pasó a Irma Hernández, secretaria de la comisión de derechos humanos del comité estatal de Morena, a quien le rompieron el cristal de su automóvil en Villas del Álamo sin que hubiera robo de por medio. ¿Hay algún tipo de persecución contra morenistas hidalguenses? Por un lado cabe esa pregunta, pero por otra parte: ¿seguirán las autoridades estatales sosteniendo que la actual ola de violencia no es más que hechos aislados y exageraciones de la prensa? De filón. Por cierto, ayer el fiscal del Estado de México Alejandro Gómez Sánchez informó que Joel Sánchez Bravo, fiscal regional de Tecámac quien fue baleado la tarde del martes en un restaurante de mariscos al sur de la capital hidalguense, ya fue dado de alta del hospital. Dijo que buscarán a los responsables del ataque, donde también murieron dos agentes mexiquenses; aseveró que tienen buena comunicación con sus homólogos hidalguenses. Ya veremos.

Comentarios