A días de que Andrés Manuel López Obrador asuma la presidencia de la República, existen variados escenarios en torno al dirigente incuestionable de Morena.

El primero, a la vuelta de la esquina, una segunda consulta popular, en que se dejará al libre albedrío, lo que se opina de asuntos torales para el inmediato futuro del país.

Hace poco, tan breve como un suspiro, se definió la propuesta del tabasqueño de qué se pensaba sobre el nuevo aeropuerto para la Ciudad de México.

Antes, López Obrador, advirtió que sería parcial, en pro de Santa Lucía, como ubicación preferencial, incluyendo la rehabilitación del actual, Benito Juárez, y acondicionamiento del de Toluca.

Según la vox populi, en el recuento de votos, se ratificó lo que el tabasqueño había previsto, o adelantado.

Que, si hubo multiplicidad de votantes, que, si las casillas fueron ubicadas estratégicamente, pero eal final, numéricamente le dio la razón.

La nueva consulta

Luego anunció otra consulta, con variados temas,, que será realizaráda este fin de semana, sábado y domingo.

Entre los puntos destacan: Tren Maya, muy por allá del sureste, desarrollo del Istmo de Tehuantepec y refinería en Dos Bocas, Tabasco.

Se apuntaría: regiones conocidas del político que ha cambiado las formas de ejercer el mando.

Entre otros programas, a consulta: también estará aumentar al doble y garantizar la pensión a todos los adultos mayores de 68 años, becar a estudiantes de escuelas públicas de nivel medio superior, pensionar a un millón de personas con alguna discapacidad y canalizarlas para una atención especializada, garantizar apoyo médico a la población que no cuenta con servicios de salud y otorgar medicamentos gratuitos en las instituciones.

Son algunos. Algunos
Seguramente, no todas, de forma particular interesan: y habrá sufragios.

Hasta antes, algunos ayeres, estas disposiciones, o resoluciones emergían del omnipotente Poder Ejecutivo.

Hoy estarán, sin duda, respaldadas por voluntades populares.

Asesoría empresarial

Más, López Obrador se adelantó a los mal entendidos, a los cuestionadores de sus programas, y dio a conocer que empresarios se le sumarían para ayudarlo, en lo que identificó como consejo asesor empresarial.

Y en eél confluyen identificados hombres de negocios, entre ellos, algunos relacionados con la información.

La selecta, desde luego:
Anotados, sin ningún orden de influencia:
Ricardo Salinas Pliego, quien encabeza TV Azteca; Bernardo Gómez, copresidente ejecutivo de Televisa; Olegario Vázquez AldirOlegario Vázquez Aldair, (hijo de Olegario Vázquez Raña, hermano de don Mario Vázquez Raña, ya desaparecido), de Grupo Empresarial Ángeles; Daniel Chávez, fundador de Grupo Vidanta; Miguel Rincón, presidente de Bio-Pappel; Sergio Gutiérrez, director general de Acero y Miguel Alemán Magnani, presidente ejecutivo de Interjet.

Los coordinará Alfonso Romo, quien fungirá como jefe de la oficina de presidencia.
AMLO adelantó que se reunirá con ellos cada dos o tres meses. O sea, consejeros de lujo.

Plan debatido

Partidos, hoy de oposición, cuestionan el plan de seguridad y paz que propone
el próximo presidente de la República.

Sobre todo, la creación de una Guardia Nacional, en que sean policías, no fuerzas armadas, los que mantengan el orden.

A diario, en avalancha, abundan noticias sobre ajustes de cuentas entre capos, asesinatos en intentos de robo, o consumaciones, feminicidios, huachicoleros y hasta sacrificios, abiertos, despiadados de posibles delincuentes.

A lo mejor, esperanza, la Guardia Nacional, abate tan peligrosas acciones.

Se perfilan en grupo inicial, 50 mil elementos, en la categoría de policías y no de miembros activos del Ejército o la Marina.

Olga Sánchez Cordero, ya confirmada como nueva secretaria de Gobernación, declaró:
“La Guardia Nacional es Policía, Policía militar, Policía naval y Policía federal. La capacitación es de policía, grupo constitucional, diferente.”.

Y en el epílogo, por ahora, de modificaciones y estrategias por el bien del país,, así precisado por AMLO, la próxima semana, el lunes, casi seguro se emitirá una convocatoria ciudadana para la elaboración de una constitución moral.

López Obrador declaró al respecto:
“Siempre he creído que solo siendo buenos podemos ser felices”.

Comentarios