Todavía insisten funcionarios de todos los niveles en el viejo argumento de que la delincuencia viene del exterior y que, además, son hechos aislados. Como si con esa explicación quienes viven en Pachuca se sintieran más seguros. Ah claro, como el delincuente viene de fuera, entonces no tengo de qué preocuparme. Es una respuesta absurda, fuera de lugar y que ya comienza a hartar a los pachuqueños. Y mientras las autoridades duermen el sueño de los justos, los delincuentes aprovechan las ofertas. Lo mismo atacan a centros comerciales, cuentahabientes, pequeños negocios, o casas-habitación. Apenas la semana pasada ocurrieron dos robos a centros comerciales en Pachuca. Cuatro el último mes. Los asaltantes han atacado lo mismo joyerías, que tiendas de electrónicos o supermercados. Y, contrario a las exitosas estrategias de los delincuentes, no se ve en las autoridades capacidad de reacción. Lo que vemos son argumentos como el que ofreció ayer el secretario de Seguridad Pública de Pachuca Guillermo Vergara Aguirre quien, con la mano en la cintura, calificó como “hechos aislados” los asaltos a centros comerciales ocurridos recientemente en la capital del estado. Y también repitió la fórmula que hizo famosa el exgobernador Francisco Olvera: que los asaltantes son de fuera, y más precisamente del Estado de México. Pero nada escuchamos de acciones policiacas, de inteligencia, de coordinación. Allá ellos si la ciudad se les va de las manos. Cuando se den cuenta, Pachuca estará al nivel de ciudades vecinas como Ecatepec, Nezahualcóyotl, Naucalpan o la propia Ciudad de México. Cuando el Estado de México realmente nos alcance. De filón. El asalto a un matrimonio, cuya camioneta quedó sobre el viaducto Río de las Avenidas, nos hizo recordar escenas que ya hemos visto en todo el país, menos aquí. ¿Nos tenemos que acostumbrar? Parece que sí, al ver la respuesta de las autoridades.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios