Estamos a unos días de que puedas encontrarte con tus escritores favoritos. De embelesarte otra vez con ese cuento que leíste de niña.

A horas de volver a leer al teórico que te torturó de adolescente y hoy, ya como todo un universitario, sientes que te han quitado mil telarañas de la mirada porque lo comprendes con total admiración.

A instantes de agradecer a ese libro que estaba de muestra y que solamente hojeaste, pero de inmediato delatan que sigues siendo un amoroso romántico porque la poesía de sus páginas te llega al alma.

Ya vienen esos días donde te sientes otra Alicia, sí, esa niña que disfruta un mundo de maravillas, y esas maravillas son libros, libros de todos los tamaños, colores y formas.

Entonces, vas de puesto en puesto escogiendo obras narrativas, textos académicos y ensayos filosóficos. El mundo editorial en tus manos, en tu mirada, en tus pasiones.

Y todo porque ya este 24 de agosto se inaugura la Feria Universitaria del Libro (FUL), que cada año organiza la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y nuestro Patronato Universitario. Son 10 días donde palpas a los autores que vienen gozosos a presentar sus libros. Diez días llenos de actividades lúdicas cuyo eje siempre es el placer por la lectura.

Diez días para leer, releer y volver a leer textos de todos los géneros y de todos los tiempos.

En esta edición número 31 el país invitado será Argentina, ese maravilloso país que nos ha dejado tener una amistad eterna con una niñita llamada Mafalda, creación del caricaturista Quino, la misma que cuestiona la vida con una ingenua sabiduría. La misma geografía que nos ha permitido recibir instrucciones para subir una escalera o disfrutar un beso profundo a través de la obra de Julio Cortázar. Ese país donde solamente un escritor como Jorge Luis Borges puede llevarnos a una biblioteca de Babel y perdernos en voces diferentes, historias mágicas, finales inesperados. Aullar con Alfonsina Storni para repetir su poema de la loba:

“El hijo y después yo y después… ¡Lo que sea!”. Oscilar entre lo moral e inmoral luego de leer la novela de Claudia Piñeiro, Las maldiciones. Bailar un tango y saborear el mate.

Argentina, es todo eso y más.

Nunca como en estos tiempos el tema de la democracia es inevitable y en esta ocasión es el tema de nuestra FUL. Es apasionante discutirla, pero vivirla y palparla como se demostró este primero de julio de 2018, México tiene un escenario de apuestas por la esperanza.

Así que, ya estamos listos para recibir a todo el público que ame los libros, que desee descubrirlos y empezarse a enamorar de ellos, la FUL nos espera del 24 de agosto al 2 de septiembre en las instalaciones del poliforum Carlos Martínez Balmori, de la Ciudad del Conocimiento, de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Sí, ¡ya viene la FUL!

Comentarios