Yanira García A 33 años de “Las tortugas azules”

722
tortugas

Josué Ledesma*

Yanira García nació en Pachuca, Hidalgo, en 1966. En 1987, publicó la primera muestra de su trabajo poético en la antología del taller de poesía del Foro Cultural Efrén Rebolledo del Centro Hidalguense de Investigaciones Históricas AC, que dirigía Juan Bañuelos.

La muestra acompaña el trabajo de otras 10 plumas de las cuáles solo pocas siguen dejando huella de su paso en las páginas, una de ellas la de Yanira García.

En 1994, fue becaria del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo (Foecah) en la categoría jóvenes creadores. Llevó a cabo círculos de lectura para el consulado nacional de México en Houston para fomentar el uso correcto del español en las comunidades migrantes de 2001 a 2004.

Ha publicado los poemarios Lanza de Sol (1994), El viaje (Cecultah, 2011), En el fulgor espeso de la Luna (2016), Raíz en la memoria (2018), Brújula para extraviarse (2019) y Hundimientos (2020). Asimismo, obtuvo el Premio Estatal de Poesía “Efrén Rebolledo” 2017.

La poética de Yanira García deja constancia del azote que la vida siembra en el espíritu humano desde un lenguaje de tintes místicos. En “Las tortugas azules” es contundente la experiencia de duelo ante la pérdida. Estamos, pues, frente a una etapa profundamente autobiográfica donde dolor y saudade imperan en diversos episodios que tienen como remitente a un tú que habita en cada verso.

A continuación, la traducción al inglés y su correspondiente versión original en español de “Las tortugas azules”:

“No miren se han llevado la puerta la calle mis pájaros no hablen mis oídos son un puente a las estrellas no busquen estoy perdida en el anillo de Saturno.

*** Don’t look they’ve taken the door the street my birds don’t talk my ears are a bridge to the stars don’t seek I’m lost on the Saturn ring.

Adiviné que el Sol estaba haciendo un hueco en el invierno ahí cabían mis manos adiviné que en las manos nacen letras que iluminan palabras adiviné las palabras girasoles dulces de anís pétalos de una flor adiviné la flor y comenzaron las adivinanzas.

*** I guess the Sun was making a hole on the winter my hands fit there I guess that in my hands letters are born sunflowers anise sweets petals of a flower I guess the flower and the riddles begun.

Quién soy por qué estas flores que nacen de mi lengua qué mentiras me cuento para aceptar mis manos cuántos antes de mí cuántos después a falta de respuestas he inventado la vida como mejor me viene.

*** Who am I why this flowers that born on my tong? what lies I’m telling myself to accept my hands? who many before me? who many after? in the absence of answers, I invented life how best it suits me.

*Nació en 1987. Es gestor, docente y escritor. Es autor del poemario Cenicero (Malavida Editorial, 2017, Pachuk´ Cartonera, segunda edición, 2019) y director en Ediciones Mestizas y Circuito: Intervención y Arte. Imparte el taller de escritura creativa en el centro cultural regional de Mineral del Monte, Hidalgo. Ha publicado en revistas y suplementos como Los Bastardos de la Uva, Libre por convicción Independiente de Hidalgo, Punto de Partida y Círculo de Poesía. Becario interfaz ISSSTE–atemporalidades, anacronismos y emergencias. Coeditor del proyecto gráfico-literario Ocho entre Ocho| Hidalgo: “Crítica, crónica y comunidad”, merecedor del estímulo del Programa de apoyo a las culturas municipales y comunitarias (Pacmyc, 2019).

Comentarios