Zebadúa ofreció delatar a Peña y a Rosario

425
zebadua

Revelaría las operaciones de desvíos de recursos en donde participaron el expresidente y su exjefa

Ciudad de México.- Emilio Zebadúa González, exoficial mayor de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), ofreció convertirse en testigo protegido y delatar las operaciones de desvíos de recursos en donde participaron el expresidente Enrique Peña Nieto y su exjefa Rosario Robles Berlanga, informó el diario Reforma.

De acuerdo con fuentes del gobierno federal consultadas por el diario, hace unos días el exfuncionario acudió a la Fiscalía General de la República (FGR) para solicitar el criterio de oportunidad.

Zebadúa ofreció revelar que Robles, presa desde agosto de 2019 acusada de participar en una red de corrupción de presuntos desvíos, fue quien le dio indicaciones para operar los contratos de las dos dependencias federales.

Reforma también señala que Zebadúa cuenta con información que relaciona al expresidente Peña Nieto con esta red de desvíos, conocida como “Estafa maestra”, y está dispuesto a exponer en el momento en que le sea requerida por el Ministerio Público Federal.

El exfuncionario podría dar detalles de que los recursos desviados de la Sedatu y la Sedesol fueron usados para financiar las campañas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en casi todos los estados.

Emilio Zebadúa ha sido funcionario público desde 1996, cuando fue consejero general del Instituto Federal Electoral (IFE, hoy INE). En el 2000 trabajó en la Secretaría de Gobierno de Chiapas durante la administración de Pablo Abner Salazar Mendiguchía; de 2003 a 2005 fue diputado federal por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y de 2006 a 2012 presidió la Fundación para la Cultura del Maestro AC.

Luego Rosario Robles lo nombró oficial mayor en la Sedesol, mismo cargo que tiene en la Sedatu.

Zebadúa percibía un sueldo total bruto de 189 mil 944 pesos mensuales. Como funcionario contaba con un seguro institucional, de retiro, de gastos médicos y de separación. Entre sus prestaciones están la paga de defunción, la ayuda para despensa, asignación de vehículo y asistencia legal, de acuerdo con una revisión hecha por Sin Embargo en 2018 al Portal de Obligaciones de Transparencia (POT).

Esa es la única información que ofrece como funcionario público. En su última declaración patrimonial que presentó a la Secretaría de la Función Pública (SFP) decidió no hacer públicos sus bienes patrimoniales ni tampoco sus posibles conflictos de interés.

El exfuncionario, como oficial mayor de Sedesol, contó con 204 empleados y por el nivel de su puesto, se le otorgó un equipo de cinco asesores y un secretario particular.

Tanto en la Sedesol como en la Sedatu, Emilio Zebadúa fue el responsable de, entre otras, la dirección general de planeación y presupuesto, y la dirección de recursos materiales, que son las áreas con el mayor número de menciones en los informes de la ASF.

De acuerdo con fuentes del gobierno federal, hace unos días el exfuncionario acudió a la Fiscalía General de la República para solicitar el criterio de oportunidad

Comentarios