Zlatan, el grande

913
Roberto Pichardo Ramirez

Pocas veces nos detenemos a pensar en las grandes estrellas de nuestro bello deporte. Contadas son las ocasiones en las que dejamos de discutir sobre quién es mejor, si Cristiano o Messi, y volteamos a ver a los otros fenómenos del balompié que reclaman nuestra atención. Este es uno de ellos.

Zlatan Su nombre es Zlatan, su apellido, Ibrahimović. Nació en Suecia, tiene ascendencia bosnia y 34 años, aunque parece de 24. Su mayor fortaleza es el gol, pues anota de todas formas posibles e imposibles. Un auténtico asesino de arqueros. ¿Su único defecto? ¡Tiene un ego del tamaño del planeta! Pero se le perdona por siempre cumplir y rebasar las expectativas.
¿Por qué es relevante hablar del sueco en estos días? Simple: acaba de estrenarse como goleador en la Premier League con el Manchester United, un equipo que busca la reivindicación ante el mundo luego de una serie de torneos para el olvido tras la salida de sir Alex Ferguson. La semana pasada anotó en Bournemouth; el viernes, en el estadio Old Trafford. ¿Existe una forma mejor de presentarte ante tu afición? Lo dudo.
De esta forma, Zlatan puede presumir –y vaya que le encanta alardear– ser un romperredes europeo en toda la extensión de la palabra: Suecia, Holanda, Italia, España, Francia y ahora Inglaterra han sido los escenarios en que el nueve del United ha convertido a sus rivales en sus víctimas. Sumando casi 400 goles a nivel de clubes, 28 títulos, más de 35 distinciones individuales y seis nominaciones al Balón de Oro, el autoproclamado “nuevo Dios de Inglaterra” se integra a un club, de la mano de José Mourinho, busca renacer de las cenizas para reconquistar Europa.
Lo que indudablemente se convertirá en un sueño frustrado para el delantero será la selección. Luego de una desafortunada actuación en la Euro 2016, Ibrahimović decidió colgar el jersey de su patria para permitir a alguien más tomar la batuta en una complicada misión para el representativo sueco. Así, el artillero podrá mantener la concentración única y exclusivamente en su nuevo equipo, donde se espera coseche una cantidad importante de campeonatos como ocurrió en el Paris Saint-Germain.
Pocas cosas le faltan a Zlatan para redondear una carrera brillante. Lo cierto es que le queda tiempo suficiente para convertirse en uno de los mejores futbolistas de toda la historia.

Comentarios